Última actualización en marzo 14, 2021 por Patricia H. E.

Vídeo

Transcripción

Mujer:
Sé que ya has oído la historia, pero para los que no estuvieron aquí la última vez, perdí mi trabajo, y desde entonces me has enseñado a adaptarme y a girar en el camino y a apreciar dónde estoy ahora mismo. He hecho un trabajo increíble conmigo mismo.

En el último mes, he tenido tres entrevistas de maravillosas compañías con las que me he sentido realmente alineada y feliz, e incluso he empezado a celebrar el haberme unido a ellas. Ninguna de ellas me ha contratado. Siento que estoy en la cúspide de … Pero tengo un mes de dinero de bolsillo en mi cuenta de ahorros.

Entonces, ¿cómo puede uno superar el obstáculo? ¿Y cómo se puede crear mejor con el componente añadido del tiempo?

Abraham:
Bueno, el componente del tiempo es un componente contra la corriente, ¿no? Porque cuando dices que las cosas se están poniendo muy buenas y buenas compañías me están llamando para entrevistas. Ese es realmente un pensamiento corriente abajo. Pero cuando dices que nadie me ha contratado, ese es un pensamiento contra la corriente. Y entonces tratas de conseguir eso, y devolverlo hacia abajo, cuando dices que nadie me ha contratado y que sólo me queda un mes, es mejor que me llamen rápido. Esos son realmente pensamientos contra la corriente.

Así que aquí estás, aquí y ahora. Y todo lo que has vivido te ha hecho, en este tema del empleo, pedir la solución de un ambiente realmente bueno, estimulante intelectualmente y edificante y que te paga muy bien. O sea, has creado un escenario laboral realmente maravilloso en virtud de lo que has estado viviendo. Está en el proceso de convertirse para ti. Y ahora, aquí estás, consciente de este escenario y dices, que no ha sucedido todavía, que es contracorriente.

Entonces dices, aquí estoy y no ha sucedido, lo que significa que lo que sucede aquí ahora, solo si se extiende un poco más hacia tu futuro. Y dices, pero no está sucediendo. Así que lo que está sucediendo ahora se extiende un poco más allá en tu futuro. Así que tu experiencia futura no puede cambiar si todo lo que haces es observar tu experiencia del ahora, porque el ahora es dominante.

Eso es lo que nuestro amigo dijo antes. ¿Lo que está pasando ahora tiene que dominar mi vibración? Y decimos, no, ciertamente no tiene que hacerlo. Pero la mayoría de ustedes, porque están observando las cosas, lo causan. Observan lo-que-es, lo arrojan a su futuro. Luego se meten en su futuro y observan lo-que-es. Y luego lo arrojan en su futuro. Y entonces obtienes más de ello, y luego lo arrojas en tu futuro, y luego obtienes más de ello.

Y muy pronto dices, bueno, así es como es. Y decimos, sí, para ti, así es como es para ti. Pero otros están viviendo realidades diferentes porque están arrojando cosas diferentes en su futuro.

Así que ahora la gran pregunta es, bueno, ¿cómo puedo arrojar algo mejor en mi futuro que lo que estoy viviendo ahora? Y decimos, tienes que preocuparte más por cómo te sientes que por cualquier otra cosa. Eso tiene que ser dominante. Este pensamiento no se siente bien. Este pensamiento se siente mejor. Es así de simple. Y yo, como ser egoísta, no estoy dispuesta, por un momento más, mantenerme separada de quien me he convertido.

Tenemos que decirles, amigos, y lo decimos con tanto cariño, que su mundo y aquellos con los que han vivido, les han hecho realmente un mal, porque han llegado a creer en su inferioridad y en su desmerecimiento, y la poca probabilidad de que las cosas vayan a salir bien. Y no vino fácil.

O sea, lo sentiste un poco, te enfocaste en él, y la Ley de Atracción hizo que te lo mostraran más fuerte, hasta que poco a poco, perdiste tu creencia en la rápida respuesta del universo a lo que realmente eres. Y estamos aquí, como te prometimos que estaríamos, para recordarte que en todo ese desciframiento te estás convirtiendo, y que debes, debes, dejarte gravitar hacia aquello en lo que te has convertido si quieres ser feliz.

Así que ahora hemos cerrado el círculo, ¿no es así? Tienes que decir, si voy a ser feliz, tengo que cerrar esa brecha, lo que trae esta gran pregunta. ¿Pero es la alegría una opción para mí? ¿Puedo elegir la alegría? Y decimos, inténtalo. Sólo tienes que intentarlo. Dices, no, no puedo encontrar la alegría. Y nosotros decimos, ¿puedes encontrar algo que se sienta mejor que algo que se sienta horrible?

Quizás te gustaría:  La mejor manera de reaccionar en toda situación

O sea, la alegría puede estar muy lejos, pero puedes encontrar algo mejor, puedes encontrar algo mejor y en lo mejor sentirás alivio.

Así que dices, OK, lo intentaré. Así que me siento completamente impotente. Tengo un año y medio, y estoy abrochado a un maldito asiento de carro, en la parte trasera de un carro en el que no quiero estar, con un padre que no quería recogerme, que está enfadado por tener que hacerlo, que está en el tráfico y está infeliz. Y aquí estoy en esta situación, y estoy respondiendo a esta situación.

Y ahora, un sabelotodo, súper alegre y lleno de energía, me está sonriendo. Alguien allí en pura energía positiva, me está sonriendo. Y lo veo y mi fuente me llama hacia él. Pero sabes lo lejos que puedo llegar: venganza.

Y tenemos que decir que la ira que ese niño sintió se sintió mucho mejor que la impotencia que vino antes. Pero saben lo que le pasa a la mayoría de ustedes cuando tratan de moverse río arriba de su impotencia, y te mueves hacia la venganza o la ira, te enfrentas a una sociedad, o a una madre, o a un padre, o a un sistema escolar, o a alguien que dice, «no, no, no, no, la ira no es aceptable». Y entonces regresas a la impotencia. Impotente, ira, impotente, ira, ira impotente, ira impotente, ira impotente, hasta que crees que no tienes opciones.

Y queremos que entiendas que si lo intentas por un tiempo, para encontrar ese sentimiento que se siente un poco mejor, empezarás a notar que la marea empieza a cambiar, tu corriente empieza a llevarte, tus probabilidades empiezan a cambiar, tu vida empieza a cambiar. La gente en tu vida comienza a cambiar. Sólo tienes que girar una o dos veces río abajo en vez de río arriba, y todo tu punto de atracción es diferente. Y todo en tu experiencia ha cambiado un poquito … Ha cambiado un poquito.

Y tu vida te dará la evidencia de ese cambio.

Así que, Abraham, sólo me quedan 30 días y decimos, ¿cómo te hace sentir eso? Y tú dices preocupada. Y decimos, entonces no hables de eso. Di cosas como, que las cosas suelen funcionar para mí. Di cosas como, puedo sentir que las cosas empiezan a moverse a mi favor. Di cosas como, sé que soy muy quisquillosa y que estoy buscando algo que sea exactamente correcto.

Y podría haberme conformado con muchas cosas. Si el dinero fuera el factor principal, podría haber dicho que sí a muchas cosas a las que no me he sentido con ganas de decir que sí, porque mi criterio de lo que quiero es muy claro. Y no me siento ni un poco incómoda por esperar lo que realmente quiero. Creo que el universo me dará lo que realmente quiero con el tiempo. Y sé que el universo sabe cuál es mi factor tiempo.

No tengo que seguir diciendo que sólo me quedan 30 días, 29 días, 28 días, 27 días y 26 días. Sé que el universo lo sabe. Y puedo decir que en mi facilidad me estoy moviendo hacia él. Y contar estos días no me da facilidad. Está haciendo lo contrario. O sea, tengo que detener la cuenta regresiva en su lugar, empezar a esperar que las cosas se están desenlazando y saber que todo va a salir bien. Las cosas siempre me salen bien de una forma u otra.

Y ahora entiendo mucho más claramente todo lo que he entendido antes. Lo entiendo. Entiendo cómo funciona. Así que estoy esperando la forma en que se desenlazará, y sé que se desenlazará con el tiempo. Ya sea sólo aliviado, aliviado, aliviado, aliviado, aliviado, aliviado.

Y en ese tipo de pensamientos, tú estableces una cita con futuros empleadores potenciales a los que no tenías acceso hace cinco minutos. No tenías acceso a ellos porque te apuntaban en una dirección diferente. Así es como funciona.

Las cosas siempre funcionan para ti. No es posible que no consigas el trabajo que el ser interior ya tiene, sabe dónde está, sabe cuánto paga, sabe lo que tienes que hacer para conseguirlo. Y está parado allí, diciendo, ven por aquí, ven por aquí, ven por aquí, ven por aquí.

Quizás te gustaría:  Recibe todo en tu lista de deseos

Y tú dices 29 días, 28 días, 27 días, y tu ser interior dice, no importa, ven por aquí, ven por aquí, ven por aquí, ven por aquí. Tuve tres entrevistas, nadie me cayó bien. Nadie me devolvió la llamada. Ven por aquí. Ven por aquí. Vengan por aquí. Vengan por aquí.

Sólo tienes que ir en la misma dirección de ello. Dices, oh, pero eso no sería realista para mí pretender que las cosas están funcionando cuando las pruebas apuntan a lo contrario. Decimos, la alineación no es algo difícil, pero la alineación requiere de una alineación.

O sea, tienes que estar alineado antes de que puedas alinearte, así que antes de que puedas encontrar el trabajo de tus sueños, tienes que estar alineado con tu fuente. Antes de que puedas encontrarte con el amante de tu vida, tienes que encontrarte contigo. O sea, te has convertido en esa persona en esas relaciones. Pero si no te sientes bien, no estás en esa vibración.

Y gracias a Dios que el universo no te está dando el trabajo que no quieres. Para cada cosa que quieras, hay 20, 30 o 40 vías disponibles para abrirse ahora mismo, ahora mismo, para acercarte a lo que quieres. ¡Ahora mismo! Están ahí listas para llevarte más cerca de donde quieres. Están ahí listas para aparecer, contigo solo girando contra la corriente abajo. El problema es que tienes el hábito de ir contra la corriente. Y tienes que desarrollar el hábito de ir río abajo.

Y cuando empieces a desarrollar el hábito de ir con la corriente , la gente dirá, ¿qué has hecho? Es como si todas esas cosas estuvieran alineadas fuera de tu puerta. ¿Cómo conseguiste abrir la puerta? Avalanchas de cosas que has estado esperando empiezan a llegar a tu experiencia. Dices, bueno, dejé de preocuparme de que no ocurriera y empezó a ocurrir. Empecé a jugar el juego qué-pasa-si positivo en lugar del juego que-pasa-si negativo.

Empecé a sentirme más optimista y no tan pesimista. Elogié más y critiqué menos. Dejé de castigarme a mí mismo y a amarme a mí mismo. Busqué razones para sentirme bien. Respiré profundamente. Y di paseos y dije, gracias por este planeta. Gracias por esta tierra. Gracias por mi cuerpo. Gracias por mis dedos. Gracias por este estómago. Gracias por este sistema digestivo. Gracias por este oxígeno que estoy respirando. Gracias por este hotel. Gracias por esta luz.

Gracias por… Gracias por… Gracias a usted. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias.

Acabo de entrar en esta mentalidad de apreciación de todas las cosas magníficas que funcionan para mí. Y cuando activé eso, entonces todo empezó a funcionar para mí. La mayoría de lo que está pasando en todas sus vidas está funcionando tan bien y aún así encuentran la única cosa que no está funcionando y le dan toda su atención, y dejan que sea la base de su vibración. Tienen que ser felices antes de que llegue la solución, y entonces llegará la solución.

Y algunos de ustedes han estado trabajando en un modelo diferente al modelo de la ley de atracción. Ustedes dicen, no Abraham, fue diferente a mí, cuando era pequeño, cuanto más fuerte me quejaba, más hacía mi madre lo que yo necesitaba que hiciera. Y decimos, bueno, en su intento de arreglar las cosas para ti, te dio una imagen inválida de ello, porque te hizo creer que cuanto más te quejes, más gente compensará y cambiará las condiciones para hacerte sentir mejor.

Pensamos que es algo bueno cuando un niño puede estar malhumorado, y el padre no se está desviviendo por arreglarlo. O sea, es algo maravilloso cuando tu deseo de sentirte bien motiva la dirección de ti. Esa es la orientación.

Así que esto es lo que nos gustaría escuchar de cada persona que se acerque a sentarse en la silla, no cómo puedo conseguir a mi amante? ¿O cómo puedo conseguir mi trabajo? ¿O qué estoy haciendo mal? ¿O cómo puedo dejar de hacerlo mal para hacerlo bien? Lo que queremos oír de ti es: ¿tienes alguna sugerencia de qué pensamientos podría pensar que me haría sentir bien, porque eso es todo.

Quizás te gustaría:  Tu vida pulsando por ti poderosamente ~ Abraham Hicks

Si me preguntas eso, Abraham, ¿sabes algo que podría pensar en estas condiciones que me haría sentir mejor? Si te preguntas eso. ¿Cómo puedo sentirme mejor ahora? ¿Cómo puedo sentirme mejor ahora? Esto tiene mi atención. ¿Cómo puedo sentirme mejor ahora? Bueno, podría ignorarlo. Eso me haría sentir mejor. Pero tal vez sea algo grande. Tal vez no pueda ignorarlo. Bueno, entonces tengo que ajustarlo.

Si aparece con muy poca frecuencia, ignóralo. No vale la pena el esfuerzo. Pero si aparece mucho, tienes que hacer algo con él. Tienes que encontrar una manera de sentirte diferente al respecto. Sentirse diferente. Entonces, ¿cómo puedo sentirme diferente? ¡Lo que es es lo que es! ¿Cómo puedo sentirme diferente? Lo que es lo que es, ¿cómo puedo sentirme diferente? Tienes esa latitud. Puedes sentirte peor o mejor.

Háblanos de este empleo para suavizar la actitud en torno a todo esto. He estado pensando demasiado en esto, y he lanzado estos cohetes durante mucho tiempo. Y sé que el trabajo está ahí fuera esperándome, y sé que lo sabré cuando lo vea. Y estoy feliz conmigo misma de no haberme permitido decir que sí a algo que no encaja con lo que realmente quiero. Y puedo sentir que el universo está realmente de mi lado. Y he puesto una especie de falsa medida del tiempo en todo esto, porque realmente sé que el universo me entregará todo en un tiempo perfecto.

Y las cosas están funcionando bien para mí. Siempre me salen bien, y me alegro de saber lo que sé. Y me alegra saber que estoy controlando mi forma de sentir. Y me siento muy bien en la mayoría de los temas, la mayor parte del tiempo. Y este tema no es una excepción. Y voy a prestar atención a la forma en que me siento en torno al dinero. Y voy a hacer algo paso a paso, cada vez que sienta que una señal de alarma encenderse en relación al dinero, voy a detenerme justo en ese momento. Voy a decir, OK, esto es todo. Esto es de lo que Abraham hablaba hace un momento. Este pensamiento era un pensamiento corriente arriba. ¿Cómo puedo hacerlo río abajo, y luego hacer lo mejor posible.

O sea, cada vez que sientes algo menos que la seguridad positiva de que las cosas te van a ir bien, es un pensamiento que va contracorriente. Y entonces, justo en ese momento, le das la vuelta. Y una vez que empieces a descubrirlo, no sólo es más fácil, sino que te encontrarás mirando hacia atrás en esta conversación y riéndote de ella. No necesité preguntarle a Abraham qué hacer porque ya estaba establecido. Abraham es muy amable en el sentido de que saben lo que hay en mi depósito de vibraciones, así que Abraham puede guiarme con confianza.

Podemos.

Para nosotros es gracioso escuchar a cualquiera de ustedes preocupándose por el momento en que algo se desarrolla, porque vemos lo que quieren y vemos la vividez de ello, la grandeza y el poder de ello. Y nos preguntamos por qué se preocupan por algo. Y dices, bueno, hemos sido entrenados para preocuparnos. Y nosotros decimos, sí, pero ¿te sirve? Y usted dice, bueno, no sabemos qué más hacer. Y nosotros decimos, intenta hacer otra cosa.

Toma una decisión, escribe estas cosas. Durante la semana que viene, me voy a pillar en el acto de la preocupación, y me voy a reír de ello. Me voy a reír de mi preocupación. Me voy a pillar a mí mismo en el acto de insuficiencia, y me voy a reír de mi sentimiento de no ser suficiente.

Sólo toma esos dos temas, y toma la decisión de que te vas a reír de ellos. Y te sorprenderás de la frecuencia con la que esos dos temas se elevarán dentro de ti en un día, y tendrás la opción de dar la vuelta con la corriente.

Y dentro de una semana, las cosas que parecen lejanas y distantes, e incluso imposibles, serán realidades en tu experiencia. Así de listo está tu vórtice.

¡Así de listo está!

Vídeo original

Créditos

Audio original propiedad de Abraham-Hicks ♥ Usado con permiso estipulado en su canal de YouTube http://www.youtube.com/AbrahamHicks

Producción vídeo, traducción y doblaje al español © TuVidaAhora.com, propiedad de Patricia y Roberto Espinoza. Derechos reservados.

mini curso el vortice

Entra a tu vórtice y manifiesta ya tus deseos

Regístrate en el mini curso "El vórtice de Abraham" es GRATIS!

Excelente! Ya te has registrado en el mini curso. Se ve que eres muy pilas ;-) Ahora a manifestar tus deseos sin esfuerzo

Pin It on Pinterest

Share This