Vídeo

Transcripción

240 – Tu deseo ya está hecho haz esto para recibirlo.mp4 – powered by Happy Scribe

Buenos días.

Estamos muy contentos de que estés aquí.

Es bueno reunirse con el propósito de co-crear. ¿Estás de acuerdo? ¿Sabes lo que quieres?

Eso es algo muy bueno.

Saber lo que deseas es más importante de lo que crees. Verás, tu deseo te llega tan fácilmente, que a menudo no te das cuenta de todo lo que ha venido antes de eso. Porque una vez que eres consciente de tu propio deseo, entonces el proceso de que se convierta de un conocimiento consciente a una manifestación completa, es algo que debería deleitarte a cada paso del camino. Pero a veces, una vez que estás consciente de un deseo, si no sientes que se está moviendo lo suficientemente rápido, o con la suficiente seguridad, si estás inseguro al respecto porque tienes creencias que contradicen tu propio deseo, entonces hay una discordia dentro de ti.

Es como si tuvieras una vibración de deseo a veces, y una vibración de creencia a veces, y cuando están chocando, cuando no son iguales, entonces hay discordia dentro de ti. Y eso es, de hecho, de lo que se trata cada emoción que sientes. Se trata de la discordia o la no discordia. Podemos decirlo mejor. La alineación o no alineación, el permitir o no permitir. Se trata de permitir tu deseo o resistir tu propio deseo.

Hemos estado hablando con ustedes sobre eso en una variedad de formas diferentes desde hace varios años, pero lo que queremos enfatizar, hoy, aquí y ahora, es lo que sucedió antes de que ese deseo que sabes que tienes, se convirtiera en un conocimiento consciente para ti. Porque una vez que sabes que lo quieres, ese no es el comienzo de tu deseo. El comienzo de tu deseo fue a menudo saber lo que no quieres, a menudo vivir en contraste, que te hizo querer que esto sea mejor, o querer que esto sea mejor, o querer que esto otro sea mejor.

Así que a través de la vida, has estado moldeando la arcilla, por así decirlo. Has estado tamizando los datos de tu vida, y has estado consciente de lo que está sucediendo a tu alrededor. Y has pasado por esta experiencia de tamizar y clasificar, sabiendo lo que no quieres, por lo tanto, sabiendo lo que sí quieres. Los hemos llamado Cohetes del deseo porque emanan de ti vibratoriamente sin que sepas realmente que está sucediendo.

Así que has estado emanando Cohetes de deseo durante mucho, mucho tiempo. Algunos de ellos estaban en su lugar incluso antes de que vinieras a este cuerpo, y la mayoría de ellos están llegando a su lugar desde que has estado en este cuerpo. Así que has estado pidiendo y pidiendo y pidiendo de maneras tan sutiles, y a veces no tan sutiles, hasta que has construido, o creado, o permitido que se cree para ti, una versión vibratoria de un montón de deseos.

Es casi como los ingredientes de un pastel que has ido poniendo ahí. Un poco de harina, un poco de sal, un poco de huevos, un poco de leche, un poco de esto, y un poco de aquello, hasta que hay un vórtice.

Lo hemos llamado un vórtice de creación. Una versión vibratoria de todo lo que deseas. Pero no lo reconocerías en su forma mezclada porque lo has estado poniendo ingrediente por ingrediente.

Puede que recuerdes la lucha que tuviste con tu madre y que hayas echado un montón ahí. Puede que recuerdes una relación con una novia o un novio en la que echaste un montón. Puede que recuerdes algo que sucedió cuando eras más joven y que te hizo sentir mal, o incluso cosas que viste que deseabas. Pero no tienes ninguna conciencia real, sólo a golpe de vista. de lo que realmente está sucediendo en este vórtice. Es imperceptible para ti a veces.

Quizás te gustaría:  Mantra poderoso para el éxito

Ahora lo que queremos que te des cuenta es la ley de la atracción. Nos has escuchado a nosotros y a otros hablar de la ley de la atracción. La ley de la atracción se ha ido acumulando a esta realidad vibratoria. Realmente te va a gustar esto una vez que lleguemos al final de esta explicación. Así que aguanta sólo un poco. Ahora mismo estamos en la mezcla del pastel.

La ley de atracción ha estado añadiendo a eso, también. Así que esta realidad vibratoria, esta versión vibratoria de lo que estás creando, se está volviendo más y más y más. Y una pregunta que tenemos para ti. Y la pregunta que queremos que comiencen a hacerse cada vez más es, a medida que esta versión vibratoria de ustedes se está convirtiendo, es casi como el período de gestación. Es casi como el feto que crece en el útero.

Es esta versión vibratoria que está entrando más y más y más, más y más grande y más grande posibilidad para tu conciencia.

Así que está creciendo y creciendo y creciendo. Y la ley de la atracción está haciendo que crezca y crezca. Estamos hablando de tus deseos. Estamos hablando de tu creación. Estamos hablando de lo que has estado poniendo ahí a través de la vida, de tu vida. Estamos hablando de una base muy importante de la creación. Cada vez es más y más y más y más.

Pero ahora aquí está la pregunta que tenemos para ti. ¿Cuál es tu estado de ánimo hoy? ¿Aquí y ahora? ¿Cuál es tu actitud? ¿Estás alegre? ¿Tienes claridad? ¿Sientes apreciación? ¿Estás cascarrabias? ¿Te sientes derrotado? ¿Te sientes deprimido por algo? Porque tu estado de ánimo, que indica tu estado vibratorio de ser, que indica tu situación vibratoria aquí y ahora. Cómo te sientes, cuál es tu estado de ánimo, es muy importante en relación a que seas receptivo de lo que está burbujeando e hirviendo aquí en tu vórtice.

Entonces, de repente, dices, -oh, tengo una idea o, oh, vaya que quiero eso. Cuando ese deseo se te presenta así, donde te emociona, donde sabes que quieres eso. -Oh, realmente, realmente quiero hacer eso, o ser eso, o tener eso. Cuando eso ocurre, significa que todo este trabajo que has hecho antes, todo este vertiendo tus ingredientes en este vórtice, toda esta ley de atracción y tu ser interior y la respuesta de la Energía de la fuente a ella, todo este llegar a ser, llegar a ser, llegar a ser.

Y ahora tú, de alguna manera, tal vez meditaste. Tal vez te diste un buen baño, tal vez incluso caminando por la playa. Tal vez sólo estabas disfrutando de una apreciación de algo. No importa cómo hayas llegado allí. De algún modo, de alguna manera, entraste en lo que llamamos el modo receptivo, y estuviste en la misma frecuencia vibratoria en la que se ha convertido tu vórtice, y te diste cuenta por un momento. Oh, yo quiero eso.

Pero entonces, muchas veces te pones práctico, no eres capaz, parece de mantenerlo vivo porque no estás acostumbrado a estar en ese modo receptivo. Te pilla desprevenido cuando accidentalmente no eres la persona negativa que normalmente eres.

Sólo por un momento, no te quejabas de algo que habías olvidado. Tal vez era la primera hora de la mañana. Tal vez la persona con la que habitualmente te quejabas no estaba disponible, no respondía a tus mensajes o a tus llamadas. Y así no estabas tocando el tambor de todas las creencias que te impiden todas las cosas que quieres.

Quizás te gustaría:  Ya viene! Tiene que venir! ES LA LEY!

Tú estabas accidentalmente o tal vez deliberadamente, pero probablemente accidentalmente, en el modo receptivo. Y, oh, has captado la idea. Uuu se siente tan bien sentirse así por un momento, ¿no? Así que de lo que queremos hablarte todo el día, todos los días, es de cómo puedes reconocer ese modo receptivo. Uuh, la idea llegó y luego pasar más de tu tiempo consiguiendo que el resto de tu pensamiento no pisotee y mate ese primer pensamiento. Llegar al estado donde permites que ese deseo sea creído por ti.

Convencerte a ti mismo de que lo creas poco a poco, dejando de tocar el tambor de las cosas que lo contrarrestan, que lo desaprueban o que no están de acuerdo con él.

Así que casi las primeras palabras que hablamos a través de, Esther, hace tantos años fueron, si quieres algo y lo crees, entonces es. O sea, si tienes un deseo y no lo contradices. Cuando dices lo quiero y, en lugar de lo quiero pero. Lo quiero y. Lo quiero porque. Lo quiero y. Eso es muy diferente a Lo quiero pero, sin embargo.

Así que mientras traes toda esa realidad pasada, ves, no has venido a enfrentar la realidad. Enfrentar la realidad que has estado viviendo negará la realidad que estás creando. No viniste a enfrentar la realidad. Viniste a crear la realidad.

Tú eres el creador de tu propia experiencia, y lo haces todo el día, todos los días a través de los pensamientos que piensas, a través de las palabras que hablas. Así que lo que piensas importa mucho, y no puedes salirte con la tuya con comentarios negativos. No puedes salirte con la tuya con esos pensamientos y afirmaciones incómodas y creencias, y permitir que lo que realmente quieres se haga realidad.

Eras energía no física antes de venir a este cuerpo, pero todavía eres la mayor parte de tu energía no física. Y así, al entrar en este cuerpo, qué cosa tan maravillosa has hecho. Y tamizas y clasificas, y creas este vórtice, que son tus manifestaciones futuras. Pero también, una vez que lanzas un cohete de deseo, todo cambia. Estás añadiendo a la expansión del universo con cada exposición a la vida que estás viviendo.

Así que estás creando este vórtice y la ley de atracción y tu fuente, tu ser interior, lo que quieres llamar Dios, está enfocado en tus ideas expandidas, tus nociones expandidas, tus ideales expandidos, tus deseos expandidos. Y así, una vez que la vida te hace pedir algo, incluso si es un pedido tan suave y gentil que es imperceptible para ti, a largo plazo, tu pedido nunca deja de ser escuchado, y se vuelve más y más y más grande, hasta que es casi tangible. Casi puedes verlo, oírlo, olerlo, saborearlo y tocarlo. Pero no puedes, porque todavía es una versión vibratoria.

Y lo que sale mal, no mal. Sí mal. No, no está mal. Nada está mal. La cosa que va No, no está mal. Lo que hace que te impida tener todo lo correcto que quieres y mereces es que, al estar en relación vibratoria con tu nuevo deseo, a menudo, porque lo que estás observando, no te muestra lo que quieres. En ausencia de lo que puedes ver y oír y oler y saborear y tocar, dudas. Y cuando dudas, no permites que tu deseo se convierta en realidad.

Quizás te gustaría:  Pide al Universo con un 100% de éxito

Hace algunos años, Jerry hablaba, hablaba de ello durante mucho tiempo, Esther y Abraham lo están haciendo ahora, un libro llamado «Convertir los pensamientos en cosas». Y la razón por la que Jerry quería que otros lo entendieran es porque se había dado cuenta por su propia experiencia de vida, que si podía encontrar un deseo, y podía de alguna manera mantenerlo vivo, que se convertiría en una realidad tangible.

Él escribió un artículo hace muchos años, y el título de su artículo era «Mantén tus ideas para ti mismo hasta que estén completamente desarrolladas». Porque notó que muchas personas a las que aconsejaba sobre asuntos financieros, cuando querían algo, y empezaban a hablar con otros que dudaban de su capacidad para lograrlo, socavaban su confianza forzándolos a enfocarse en la realidad que estaban viviendo actualmente. —¿Qué te hace pensar que puedes hacer algo así cuando todo lo que has hecho es algo como esto otro?

Y lo que queremos que entiendas es que si está en tu vórtice, y lo está. Hay tanto ahí, para mantenerte ocupado durante 20 o 30 vidas. Si está en tu vórtice. Y si has encontrado un momento aquí en un momento aquí en un momento aquí, donde no estás en desarmonía con lo que está en tu vórtice. A medida que tu vórtice se vuelve más y más fuerte por el enfoque no físico sobre él. Y queremos que sepas que hay un enfoque no físico sobre él.

Una vez que la idea viene a ti, la mayor parte ya está hecha. Una vez que la idea se te ocurre, está tan cerca de la materialización física. Si dejaras de hacer esa cosa que haces que no permite que se convierta. Y esa cosa que haces es pensar en oposición a ella, enfrentándote a la realidad donde aún no está. Es como decir, voy a subirme a mi carro mañana, y voy a conducir hasta San Diego. Y todo el tiempo que no estés en San Diego, gritarte a ti mismo con disgusto y consternación, por el hecho de que todavía no estás donde pretendías estar. —Maldita sea. No soy bueno en esto. Quería estar en San Diego. Mírame. Todavía estoy en Long Beach. Todavía estoy en Long Beach. ¿Qué me pasa? Probablemente sea culpa de mi madre. Ella no me hizo bien. Probablemente no fui buena en una vida pasada. Y ahora estoy siendo castigada.

Y lo que queremos que entiendas es que existe este delicioso proceso, este delicioso proceso de que tus pensamientos se conviertan en algo. Podrás ver cómo el universo entero coopera contigo para lograr cualquier cosa que desees. No hay nada que esté fuera de límites para ti.

Si esta realidad espacio-tiempo tiene los medios para sentir tu vórtice, y convertirse en un sueño, o una idea, o un deseo dentro de ti, es nuestra promesa absoluta que esta realidad espacio-tiempo tiene los medios para entregar los bienes, pero tienes que permanecer en armonía con tu propio deseo.

No tenemos nada más para decirte a ti ni a nadie nunca más!

Vídeo original

//

Créditos

Audio original propiedad de Abraham-Hicks ♥ Usado con permiso estipulado en su canal de YouTube http://www.youtube.com/AbrahamHicks

Producción vídeo, traducción y doblaje al español © TuVidaAhora.com, propiedad de Patricia y Roberto Espinoza. Derechos reservados.

Video metraje usado con permiso licencia Creative Commons. Crédito a los siguientes artistas:
* Experience Bali – https://vimeo.com/188603950
* Bali Kembali – https://vimeo.com/58706341

mini curso el vortice

Entra a tu vórtice y manifiesta ya tus deseos

Regístrate en el mini curso "El vórtice de Abraham" es GRATIS!

Excelente! Ya te has registrado en el mini curso. Se ve que eres muy pilas ;-) Ahora a manifestar tus deseos sin esfuerzo

Pin It on Pinterest

Share This